Los montacargas son vehículos industriales que en muchos casos son indispensables en las industrias que los emplean. Existen varios tipos, cada uno diseñado para un uso específico. Por eso, para escoger los mejores montacargas para tu empresa tendrás que conocer las ventajas que te ofrece cada uno.

Son conocidos porque cuentan con piezas básicas que los caracterizan, como las horquillas o el mástil, diseñados para manejar cargas. A continuación, veremos cuáles son los factores a considerar a la hora de escoger el equipo que mejor se adapte a las necesidades de tu almacén.

Factores a considerar para escoger los mejores montacargas

Para escoger los mejores equipos para tu empresa o almacén deberás tener en cuenta los siguientes criterios:

Por último, se debe tener en cuenta el tipo de cauchos. Considera este aspecto en función del entorno en el que operará la máquina. Las llantas neumáticas son ideales para trabajos en exteriores y cargas pesadas; las sólidas son las más duraderas y son ideales para construcción; las amortiguadoras son ideales para maniobrar en interiores.

Otros criterios a tener en cuenta

Otros factores a considerar cuando se trata de escoger los mejores montacargas son la ergonomía y sus aspectos de seguridad. Para garantizar la comodidad y la salud a largo plazo de sus operadores, los asientos del montacargas deben tener un diseño ergonómico. Por su parte, sus mandos deben tener una ubicación ideal, así como un diseño que permita manejarlos con comodidad y soltura.

Estos vehículos están pensados para realizar trabajos pesados, por eso su manejo puede generar accidentes si no se manejan de forma adecuada. Por eso, lo ideal es que las unidades vengan equipadas con alarmas de seguridad, interruptores para altos de emergencia y modo de frenado automatizado.

los-mejores-montacargas-1

Los mejores montacargas: conoce sus tipos y haz tu elección

Ahora que conoces los criterios más importantes para elegir los mejores montacargas, veamos qué tipos existen para que hagas tu mejor elección:

  1. Eléctrico de hombre a bordo. Son ideales para trabajos en interiores. Están diseñados para aplicaciones como trabajo a lo interno de contenedores o refrigeradores, manejo de productos químicos o de alimentos. Son excelentes en el manejo de paletas en diversidad de industrias.
  2. Eléctrico de pasillo angosto. Diseñados para corredores estrechos y distancias cortas, operan en entornos similares al anterior. Se caracterizan por su capacidad de maniobrar en espacios pequeños. Son excelentes para ordenar inventarios.
  3. Eléctrico de patines. Incluye también el apilador y el tractor de remolque. Están diseñados para trabajar en mezzaninas, en espacios interiores, y se caracterizan por su ecología y su capacidad para los recorridos permanentes.
  4. Compacto de combustión interna. Son vehículos de tamaño reducido, por lo que son ideales para trabajos dentro de furgones o contenedores. Usan llantas sólidas que resisten pinchazos y su conducción es suave en suelos de espacios interiores. Funcionan con gasolina, gas natural o gas LP.

Finalmente están los neumáticos de combustión interna. Son más grandes y ofrecen más comodidad al operador. Requieren de más espacio y pueden trabajar en terrenos irregulares. Son vehículos más duraderos y son perfectos para trabajos al aire libre, como obras en construcción o madereros.

Escoge la maquinaria ideal de acuerdo a tus necesidades

Como ves, los mejores montacargas son aquellos que pueden satisfacen tus necesidades concretas. Si lo que buscas tiene que ver más con remolcar que con levantar cargas, lo ideal en tu caso sería un vehículo de arrastre tipo tugger. Son los más adecuados para operar en líneas de montaje o aeropuertos.

Ahora, si tu empresa tiene que ver con construcciones de envergadura o con empresas agrícolas, te conviene un equipo apto para los terrenos más accidentados. Esta es la clase de montacargas que usan llantas grandes, tipo tractor, y que son movidos por motores tipo diésel.

Ahora puedes escoger un vehículo montacargas adecuado a tus necesidades, siempre con el propósito de garantizar la eficiencia y productividad de tu negocio. Recuerda que la clave para una buena elección está en el presupuesto disponible y en una cuidadosa evaluación de tus necesidades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad