El mástil de un montacargas es una parte crucial de su diseño, ya que es responsable de levantar, bajar y posicionar las cargas. El mástil se compone de secciones interconectadas que se deslizan unas sobre otras, lo que permite alcanzar diferentes alturas de elevación. Los tipos de mástiles más comunes son el dúplex, tríplex y cuádruple, y cada uno tiene sus propias características y aplicaciones.

1. Mástil Dúplex

Descripción:

El mástil dúplex, también conocido como mástil de dos etapas, consta de dos secciones telescópicas.

Funciones y características principales:

Beneficios:

Aplicaciones:

2. Mástil Tríplex

Descripción:

El mástil tríplex, o mástil de tres etapas, consta de tres secciones telescópicas.

Funciones y características principales:

Beneficios:

Aplicaciones:

3. Mástil Cuádruple

Descripción:

El mástil cuádruple, o mástil de cuatro etapas, es el más complejo y consta de cuatro secciones telescópicas.

Funciones y características principales:

Beneficios:

Aplicaciones:

Información Adicional

La elección del tipo de mástil depende de las necesidades específicas de elevación, el espacio de trabajo y el presupuesto disponible. Los mástiles dúplex son ideales para operaciones simples y económicas, mientras que los tríplex y cuádruple ofrecen mayor flexibilidad y altura de elevación para aplicaciones más exigentes.

También te puede interesar: